Daily

Atrapado en Uluwatu (Bukit), Bali

By April 23, 2017 2 Comments

Dejando atrás la civilización y presentaciones de la isla, toca profundizar en este especial lugar. Sin duda, uno de los sitios más mágicos en los que he estado en mi vida. Un colorido lugar donde el tiempo no importa, donde cada día será especial. Un lugar altamente adictivo donde, sin darte cuenta, acabarás atrapado por toda esa energía que se desprende y olvidarás que hay más mundo fuera de esta esfera. A continuación, os presento mi burbuja preferida, Uluwatu (Pecatu).

Dato: Antes de empezar, me gustaría aclarar varías cosas sobre la zona: El nombre real de la zona no es Uluwatu si no Pecatu. Pecatu es una zona situada en el oeste de la península de Bukit. En ella, se encuentra el famoso templo de Pura Luhur Uluwatu y es aquí donde se encuentra la mundialmente conocida zona surfista de Uluwatu. Quizás por todo esto la zona es más conocida por tal nombre y no por su nombre real (Pecatu) que, a la vez, se encuentra en la península de Bukit.

No hace ni 2 meses que DAILYLOAZ se estrenó. No estudié periodismo y aunque llegará, no he escrito aun ningún best seller. Esto de ser blogger no es tan fácil como parece y aun me duele la cabeza de plantearme cómo empezar a resumir 3 intensas semanas sin que me cierres en la segunda página (como se te ocurra, te mando una horda de virus a tu mail J)! Tras mucho pensar, he decidido que voy a dividir todo por las áreas que visité. Por todo lo especial vivido, el post menciona y se centrará en Uluwatu; no por ello, voy a pasar por alto las otras Mcnificas zonas de la península de Bukit y así, al mismo tiempo, ayudarte a conocer todo lo que hacer en el área. Vamos a ello!

Península de Bukit ,Bali

Bukit es una pequeña península situada en el sur de Bali, es el lugar preferido para los surfistas y uno de los destinos más visitados. En mi opinión, cuenta con las mejores playas de la isla, aparte de ser uno de los sitios con más encanto.

En esta península encontrarás 3 áreas: Pecatu (Uluwatu), Jimbaran y Nusa Dua.

Atrapado en Uluwatu

Como ya comenté en Bali, La isla de los dioses, Uluwatu fue nuestro primer destino en Bali. Esta zona es donde he pasado 3 semanas, donde he echado raíces y donde he pasado los mejores momentos de todo este viaje. Nunca estaba en mis planes pasar tanto tiempo en la zona, pero juro que es muy fácil quedar atrapado por la enorme energía que desprende este lugar.

Uluwatu se encuentra en el occidente de la península, carreteras laberínticas de montaña que cruzan por exóticos verdes paisajes para llevarte a las mejores playas, enormes acantilados y templos. Aunque la zona está muy de moda, se aleja muchísimo de lo turístico de Seminyak o Kuta. Aquí, la esencia balinesa aún se conserva y se funde perfectamente con minúsculas zonas urbanas repletas de restaurantes muy “cuquis”, tiendas surferas y como en el anuncio de la radio “gente joven, gente guapa, gente cool”.

Uluwatu es el sitio ideal para hacer una rutina, sentirte como en casa y dejarte llevar por el encanto del lugar. En mi caso, me levantaba medianamente temprano (nunca fui mucho de madrugones), arrancaba la moto y desayunaba en alguno de los “healthy” y espectaculares lugares con los que la zona cuenta; es entonces, cuando con la barriga llena, me preparaba para un día de sol y playa que siempre finalizaba con un atardecer que cada día superaba al anterior. Al caer el sol cenita, y si la ocasión lo merecía, pues también me dejaba ver por la noche de la zona (en Uluwatu, también se sale).

Alojarse en Uluwatu

Creo que no hay nadie en toda la isla que haya hecho y deshecho más veces la maleta que yo. En mi estancia en Pecatu, me alojé en 5 sitios distintos. Creo que puedo ayudarte a elegir y creo que me deberías hacer caso, aquí van mis preferidos:

Buffalo Surf House, el precioso hostal que me recomendó Baca. Este se sitúa en la ladera de un acantilado entre la playa de Padang Padang y Bingin. Si practicas surf y quieres despertarte e ir con tu tabla directamente al agua, este es tu sitio. El lugar lo lleva Miguel, un gallego que te hará sentir como en casa. Precio medio: 200.000 Rupias/noche.

Dato: No te asustes si por la mañana te despiertas con algún misterioso ente aporreando el techo o tu puerta y removiendo todo lo que se encuentre en el porche. Nadie quiere asesinarte, son los monos que desayunan speed y Buffalo Surf House, es su patio de recreo preferido.

Paloma y yo no somos surfistas por lo que la cercanía al mar no era para nosotros un punto indispensable, el lugar es perfecto y es allí donde he visto los mejores amaneceres de mi vida; aun así, al cabo de unos días, decidimos cambiar de lugar para estar cerca de otros puntos desconocidos de la zona.

Sinceramente, prefiero alojarme en hostales y guest house donde el ambiente es más del rollo y donde la posibilidad de conocer gente es muchísimo más grande. Con mi padre en la isla, la cosa cambiaba. Aunque muchas veces el es más joven que muchos de nosotros, decidí buscar algo más acorde a él y creo haber elegido uno de los mejores sitios. The Eyes Villa.

The Eyes Villa: Si buscas tranquilidad, este es tu sitio. Con 2 espectaculares villas y varias suites, The Eyes Villa ofrece un refugio tropical con piscinas al aire libre y magníficas vistas al océano. Situado en el corazón de Pecatu (a unos 2 km de la playa), este lugar tiene uno de los jardines mejor cuidado y con mejor gusto que jamás he visto. La encargada Hi Lu, es una de esas personas que te gustaría guardar en una Poke Ball y llevarla a todos lados. Con ella mantenía largas charlas por la mañana y siempre estaba dispuesta a ayudarte en lo que te hiciese falta.

Ahora le toca turno a mi favorito, bienvenido al mundo de Pecatu Guest House.

Pecatu Guest House: Recomendado por mi amiga @helennagonzalez , allí me planté un especial día lluvioso. Nada más llegar, supe que este lugar tenía algo especial. Eran las 6 de la tarde y en la recepción/bar de este hostal se encontraban unas 25 personas charlando amistosamente a ritmo del guitarreo de unos chilenos. Dejé las maletas y rápidamente nos unimos al gentío. Era miércoles y tocaba salida a Single Fin (luego os cuento más), compramos botella de vodka allí y rápidamente formamos parte del lugar. El ambiente de Pecatu Guest House es especial, nunca he visto una guest house con mayor vida e interacción. Al pasar unos días, Pecatu será tu nuevo hogar y sus habitantes, tu nueva familia.

Desde aquí quiero saludar a mis nuevos amigos Augusto, Leandro, Pamela y mi alemana preferida Estella, quien me enamoró tras romperse una paleta bebiendo cerveza en una de las locas noches de este lugar; estoy seguro que volveremos a vernos pronto! (te estoy imaginando copiando y pegando en Google Translate) haha!

Otros: Belong Bunter, Cana Homestay

Dato: Si te fijas, todos los lugares mencionados están situados próximos a la curiosa “O” que forman las principales Jalan Labuansait y Jalan Raya Uluwatu Pecatu; si buscas algo distinto, ten en cuenta la proximidad a esta “O” de Ópalo.

Mejores playas de Uluwatu

Bali no es aquel lugar de aguas cristalinas donde hacer snorkel y nadar tranquilito, no. Bali, y en concreto esta zona, es una zona surfista, esto implica olas y aguas mas o menos revueltas. Aun así, sus playas son espectaculares.

Despiértate, desayuna y a ponerte morenito!

Anécdota: 7 de la mañana de un 22 de marzo en The Eyes Villa, sin alarma puesta en el móvil, una reiterada vibración hace abrir mis ojos. ¿WTF pero qué cojones está pasando? Evidentemente, mi móvil no sonaba, y menos a esa hora. Yo tenía 1 kilo de legañas y la sensación de estar soñando, pero no. Esa vibración fue a más y pasó a sacudir mi habitación entera haciendo mover espejos, cuadros y también mi cama. Evidentemente, era un terremoto; corriendo, salí al jardín de la villa donde encontré a mis otros vecinos (con la misma cara de póker que yo) y los trabajadores del hotel. Estos últimos muy tranquilos me dijeron buenos días, mientras observaban las olas que desbordaban la piscina. Al parecer, es el pan de cada día y al ver su reacción de “aquí no ha pasado nada” me tranquilicé. La tranquilidad de todos duró poco y es que, cuando miré a la habitación de al lado (donde dormía JohnC), mis vellos hse erizaron repentinamente al ver a mi padre con una mano delante y otra detrás, los ojos hinchados y los pelos de loco representando a la perfección a un indefenso y tembloroso chihuahua muerto de miedo. Aquí la historia de uno que acostumbra a dormir en bolas y nunca tuvo que salir corriendo inesperadamente. Papá, por el bien de esta comunidad, entra al cuarto y tápate chiquillo!

El terremoto fue de 6,4 y el epicentro de éste fue a escasos metros de la costa por lo que no había riesgo de tsunami. Con tal despertar ya no había quien durmiese, cogimos la toalla y para la playa!

Balangan Beach

Es mi preferida y, aunque se encuentre en Jimbaran, está muy próxima al área. Las cosas ordenadas, así que os cuento sobre ella más abajo en la sección de Jimbaran.

Bingin Beach

Empecemos por Bingin Beach, un pequeño conjunto de playas situado bajo enormes acantilados. Para llegar a ella deberás pasar por diminutos callejones y bajar laberínticas escaleras. Ten en cuenta el día que haga y que la marea esté baja, si hace mal día cuando bajes 300 escalones verás que no hay playa y deberás subir de nuevo; esta vez con el bigote bien sudadito. Yo aún tengo agujetas de las veces que bajé en balde y tuve que dar la vuelta. Pregúntale a algún local si el día está para ir o no. La marea y el mar aquí son más difíciles de acertar que 2 números en el Euromillón.

Por la noche en Bingin Beach suelen hacer barbacoas de pescado a orillas Del Mar! Intenta ir algún día! Por menos de 20€ cenas y muy bien!

Dreamland Beach

Al finalizar Bingin se encuentra Dreamland Beach, una calita muy bonita aunque bastante turística. Las olas rompen muy cerca de la orilla y con bastante fuerza. Era lo que más me gustaba, ya que puedes pasar horas jugando a coger olas o bucearlas. Prepárate para tragar agua y ten cuidado con que algún chino no te saque un ojo con su selfie stick, habrá cientos de ellos haciendo el posado veraniego (con pamela y varios modelitos incluido). Se me olvidaba, el fondo de esta playa es de arena, punto a favor!

Padang Padang Beach

Padang Padang Beach! Uno de los sitios con más encanto pero al mismo tiempo conocido. Si vas por la mañana, estoy seguro de que encontrarás alguna ceremonia. Para llegar a ella tendrás que bajar unas escalinatas repletas de monos muy fashion, son más caprichosos que yo al ver unas gafas; ellos no preguntan, directamente saltan a tu cara y te las quitan. Padang Padang Beach es una playa “buena” para los principiantes del surf.

Dato: En muchos lugares de Bali deberás pagar entrada; en ésta, la entrada es de 10.000Rupias.

Anécdota: Cuando he dicho “buena”, es porque es la más tranquilita de la zona. No te olvides que estamos en Uluwatu, una de las zonas preferidas de los surfistas profesionales, donde fue grabado el clásico universal Morning of the Earth de Albert Alzon y donde se celebran muchísimos campeonatos al año. Así que de tranquilita, nada. Aventurado yo, decidí probar un día aquello del surf. Contraté una clase en uno de los millones de sitios que existen en la zona y el majo de mi profesor me dijo que era el día perfecto para empezar. ¿El día perfecto? Estaba diluviando y los truenos eran la banda sonora del día, no había ni un mono en la playa. Yo, con la L de looser dibujada en mi frente, le hice caso y vine a esta playa. SAY ALOHA A LUIS EL SURFISTA. El surf, que ya de por sí parece difícil, en esta playa con esa corriente y diluviándote en la cara, resultó más aún; y más para la primera clase! A los 10 minutos de remar (en los cuales avancé 5 metros) con esa corriente ya tenía un pulmón fuera. Aquí no hay descanso y con la lengua fuera te toca remar de nuevo, impulsarte, coger la ola, resbalarte intentando practicar el arte marcial de ponerte de pie en la tabla y caer de boca en la tabla o en el agua; así en repetidas ocasiones. Con dolor de cabeza, la espalda engarrotada y a punto de partirme un rayo dije “mira, YO PASO! Mañana te llamo, que segurísimo está el día más tranquilito y lo intentamos de nuevo, ¿ok?”. ¿Llamaste tú? Porque yo ni de coñita.

Restaurantes de la zona

Vamos hacer un break de playas porque por esta costa, de camino a Padang Padang, están algunos de mis restaurantes y lugares favoritos donde podrás desayunar o almorzar de camino a ésta o, por qué no, también cenar.

Jiwa Juice: TOP TOP TOP!! Pongámonos en situación: día de resaca en la playa, 40 grados (te mojas y a los 3 minutos ya estás seco), te entra hambre y estás muerto de sed, no aguatas más y te vas al chiringuito de la playa, ¿qué es lo que pides? Yo por lo menos, UN GAZPACHO! No os deseo a nadie un verano sin gazpacho, yo lo he vivido. Tras meses y medio por Tailandia y Malasia, la ley seca del gazpacho llegó a su fin gracias a Jiwa Juice!! Encima está tremendísimo porque Jiwa Juice lo lleva David, mi majísimo paisano malagueño residente en Bali desde hace 11 años. Por este motivo, con tu gazpacho, podrás pedirte una tostada de pan (pan de verdad) con tomate y aceite y si te quedas con hambre, una tortillita de patatas. Además de la comida española, el resto de su carta también es de 10 y el precio más aún!! OLÉ! Desde que lo descubrí, la parada diaria en este agradable lugar era obligatoria.

Bukit Café Bali: El sitio es precioso y su carta también. Colorido en todos los sentidos, tanto por los platos y sus ideales zumitos, como por su fresco lugar. El sitio representa Bali y, por supuesto, todo super healthy! The right place for the right food.

Buddha Soul Bali: Uno de mis sitios favoritos. Kombucha o Iced rooibos tea para beber, gigantescas ensaladas de quínoa, chía, naranja y aguacate; espaguetis caseros de espinacas con cherris, piñones, champiñones y pimientos… y como mi amiga Begoña dice: “toro, toro, toro” orgánico. Paro de decir platos porque me está entrando hambre. Simplemente, uno de esos sitios donde hacerle fotos de esquinilleo a la carta para, una vez en casa, copiar TODOS los platos.

Thomas Beach

Siguiendo la carretera camino a Pura Uluwatu, nos encontramos con Thomas Beach. Ésta es una de las playas más extensas y salvajes de la zona, caminata para bajar el acantilado (tómate esto como costumbre) y encontrarás una enorme playita con selva incluida; cuidado con los monos que se esconden en ella, ya sabemos que tienen la mano muy larga. La playa es ideal pero sería más ideal sin toda la mierda que normalmente hay. Espero que tengas suerte cuando vayas y ni se te ocurra aportar tu granito de plástico a ella ;).

Anécdota: En todos lados te encontrarás con majas y sonrientes balinesas que te intentarán convencer para que le compres pulseras, pareos y demás enseres que con mucho arte hacen. Si vas a esta playa pregunta por Lili, siempre está allí. Esta mujer de 70 años, nos enamoró en cuestión de segundos. Entre otras cosas, vendía pulseritas y unas bandoleras de nudos muy molongas la verdad. Sin ningún tipo de vergüenza, te dirá que la pulserita de 4 nudos que hace con el dedo gordo del pie, le ha costado hacerla 3 semanas y que, por ese motivo, su precio es de 1.000.000 de Rupias; ni ella misma se lo creía y se reía a carcajadas mientras se revolcaba en el suelo y te chocaba la mano. Tras media hora de risas, obviamente le íbamos a comprar algo, pero no llevábamos dinero encima. Le encargamos unas cuantas cositas y le prometimos que volveríamos al día siguiente. Fuimos malos, malos, malos y al día siguiente nos fuimos a Ubud (cosas que salen y no planificas); mi cargo de conciencia era tremendo y a la semana volví. La vi de lejos, se acercó y me dijo gritando con su peculiar forma de hablar “¡¡¡ay dios mioooo!!! Me dijiste que a las 3 de la tarde vendrías y yo llevo una semana aquí sin dormir y sin comer esperándote en la roca, qué malita estoy, cuánto me duele la espalda”. De nuevo, no se lo creía ni ella y se hinchó de reír mientras me pegaba por haber tardado mientras se revolcaba en el suelo. Mi bolsita de la semana pasada, todavía la tenía preparada! Esta mujer está para que la encierren, pero antes, yo me la llevo a España!

Paradita gastronómica

Yeye´s Warung & gift shop: Warung Yeyes es bueno, muy bonito y barato. Recomendado por mi amiga Ester @steisy__lopez , nos plantamos allí una noche y, desde entonces, pasó a ser uno de mis sitios preferidos donde cenar. El sitio es súper especial (ideal para llevarte a tu match de la semana) y cuenta con una tiendecita donde venden artesanías locales. Típico lugar donde la sobremesa se alarga 2 horas más de lo normal.

Dato: Yo era muy fan del pescado del día. Si vas un martes y te dicen que el pescado del día es tuna (atún) y al día siguiente también, el jueves no pongas cara rara porque aquí el pescado del día es siempre tuna y listo. A la cuarta vez me di cuenta, ¿vale?

Padang Padang Breeze: Otro sitio al que debes ir donde la especialidad es la barbacoa de pescado! De las mejores que he probado en la isla. El sitio es muy especial y poco conocido. Una vez pasado Warung Yeyes, lo encontrarás en la siguiente cuesta; al ver un montón de humo de bbq en mitad de la carretera, has llegado!

Pantai Uluwatu

Playa de surfistas expertos, tendrás que bajar el acantilado y, con tabla en mano, decidir si quieres ir a la derecha o a la izquierda; no vayas si no haces surf. Quédate a medio camino y no dudes en visitar Single Fin, mi club preferido de la isla. Aunque ya os hablaré más delante de este sitio, visítalo a mediados de la tarde, pídete un coctel y disfruta de la mejor música con el mejor sunset. Combo!

Templo Pura Luhur Uluwatu

Ya lo comenté al principio, si la zona es conocida como Uluwatu, se debe principalmente a este templo.

Pura Luhur Uluwatu es todo una estrella de guías turísticas, es uno de los templos más conocidos de la isla y forma parte de los 6 templos claves de los pilares espirituales de Bali. Este templo (Pura) se construye en el borde (ulu) de una roca (watu) en un acantilado de 75m proyectándose en el mar. A este idílico entorno, hay que sumarle la increíble puesta de sol que la ubicación ofrece. Mientras el sol se esconde en el agua, las olas chocan incesantemente contra estos vertiginosos acantilados dejando una huella de un color cristalino hipnótico.

El sitio es muy turístico, el lugar es precioso. Pero a no ser que, como en una de mis series preferidas “The Leftover”, desaparezca repentinamente el 10 por cierto de la población de la tierra, te toca recorrer estos acantilados siendo uno más de los cientos de visitantes.

Otro “atractivo” del templo son los monos que lo custodian. Estos son unos auténticos gánsters entrenados por el mismísimo Frank Costello. Agresivos y ladronzuelos tendrán atemorizados a los visitantes del templo; no vayas asustado, pero tenles respeto.

Anécdota: La anécdota de la china Kimono.

Érase una vez, una dulce y estilosa china llamada Kimono (se me ha antojado a mí ese nombre). Kimono, tras mucho esfuerzo y trabajo, un día se despertó y decidió darse un caprichito. Decidió viajar a Bali, ese maravilloso lugar que desde chica había soñado. Era una mañana de un caluroso 23 de marzo cuando la dulce Kimono se despertó. Con energía y con selfie stick en mano, se dispuso a pasar el día en la playa. Allí ella se sentía como pececillo en el agua; chapoteó, buceó las olas, se revolcó en la arena e, incluso, ligó con aquel chico majo del fondo, el cual le sonrió de manera cómplice (Aaay omá qué rica). Había sido una mañana/tarde de 10, ella no es de las de primer día, por lo que cogió su bolso y se despidió tímidamente de aquel muchacho. El día no había acabado para Kimono, aún quedaba el mejor de los postres: su esperada puesta de sol en Pura Luhur Uluwatu. Ella ya sabía todo de ese lugar, había fundido Wikipedia e incluso se descargó por Emule un mapa del sorprendente territorio. Todo iba sobre ruedas, ella no cabía en su gozo; para entonces, ya había sacado 754 fotografías del templo, pero para poder ver hasta los rincones mas recónditos del lugar sacó sus gafitas (a Kimono las lentillas le resecan los ojos) sin saber que había tomado la peor de las decisiones… Kimono caminaba bajo una enorme arboleda más feliz que una perdiz, pero más feliz que ella, estaba un enorme mono de 20 kilos que escondido en una rama no dudó ni un momento en pegar un salto improvisado sobre la cabellera de la dulce Kimono. Kimono (con el peor de los sofocos) sin saber qué ocurría empezó a correr y a gritar con el mono como sombrero. El mono se había encaprichado de sus gafitas y, tras unos cuantos tironcitos de pelo, éste las consiguió. El plan de Kimono dio un giro repentino y su dulce sonrisa se convirtió en un profundo y desconsolador llanto. Si en el templo había 1000 personas, 750 vivieron este suceso y, por supuesto, la dulce Kimono (toda despeinada) pasó a ser el centro de todas las miradas. #aidiosmidoquemalrato

Yo no es por ser malo, Kimono se llevó un susto muy grande sí, pero estaba sana y salva. Las gafas se las devolvió el mono tras pagarle con 2 bananos, ya no había más que hacer y, aunque no soy de reírme de ninguna desgracia ajena, el simple hecho de ver a esa mujer corriendo con un mono en la cabeza me dio para reírme toda la tarde y parte del día siguiente.

Moraleja: Nunca lleves objetos brillantes como gafas, gomillas coloridas, pendientes o collares con un mono cerca o te pasará lo mismo que a Kimono. Tampoco lleves comida y al mismo tiempo procura no molestarles, enseñarles los dientes o mirarles directamente a los ojos. Si por un casual te roban algo importante, con tranquilidad ofrécele un plátano o algo de comida y éste vendrá de vuelta.

Uluwatu de noche, Salir de Fiesta en Uluwatu

Uluwatu es el lugar perfecto. Aquí puedes practicar surf, ponerte moreno, comer super healthy, desconectar si no quieres dejarte ver; pero si quieres conectar, Uluwatu ofrece una espectacular noche. Ya sabéis que yo soy algo vampiro, por lo que en este aspecto también puedo ayudarte.

En Uluwatu hay fiesta, pero ahora, no te pienses que es San Antonio, Ibiza. Hay la fiesta justa y cada día se concentra en un lugar distinto. Genial!

Domingos y miércoles en Single Fin: Ya os comenté algo sobre este lugar, se encuentra en un acantilado en Pantai Uluwatu, es de los sitios mas conocidos para ver la puesta de sol pero al mismo tiempo por sus famosas fiestas los domingos y miércoles, donde sin duda, a golpe de electrónica (muy buena por cierto) se concentra la mayor parte de la gente de la zona. Arranca con el atardecer y termina a la 1:00. Nadie se pierde una noche en Single Fin! Mi sitios preferido, sin duda!

Dato: Antes de empezar pasa por el 24h* del principio de la calle y tómate las primeras allí!

After: Que cierre a la 1:00…no me jodas, es muy pronto. Un día es un día y ya que estamos, pues continuemos!! Cuando cierre Single Fin lo tendrás muy fácil, baja las escaleritas y encontrarás un lugar donde la fiesta continúa hasta las 4, como debe ser. Las cosas claras y el techno oscuro!!

Jueves en Cashew Tree: Este lugar tiene mucho encanto. Además de practicar yoga y comer súper sano alguno de sus variados bowls de semillas y frutas, Cashew Tree se pide la noche de los jueves con música en directo, electrónica o reggae, como encarte la noche!

Viernes en Thomas Beach: Yo no la pillé debido a la temporada en la que fui, pero por lo visto, los viernes toca electrónica en esta playa. Repito, esto no es la moraga de San Juan, ni tenemos 12 años CUIDA LA PLAYA.

Sábados en Padang Padang Beach: Los sábado en Padang Beach hacen una fiesta reggae, muy recomendada también. Empieza al atardecer y termina sobre la 1:30! No me seas cerdo y los botellines de Bintang a la basura y las colillas al cenicero.

24 Horas*: En Bali, los 24horas, también ejercen de Pubs! Como podrás comprobar, el alcohol en Bali es caro, si no quieres dejarte una millonada (no exagero), la mejor opción es beber en algún 24 horas. Estos tienen cerveza fría, mini botellas, wifi e incluso música. En los 24h cercanos a cada sitio encontrarás a multitud de personas bebiendo en ellos. ¿El botellón de la plaza de tu pueblo en verano? Pues aquí en un 24h.

Si te quedas con más ganas de fiesta, pues también ejercen de afters.

Jimbaran

Jimbaran: Otra buena opción dentro de la península es la zona de Jimbaran, situado al norte de Pecatu; aunque por su cercanía a Kuta, ésta tiene un espíritu más de resort. La zona cuenta con menos oferta gastronómica y de ocio y, en mi opinión, no tiene esa magia que tiene Pecatu. Puede ser que yo tenga solo ojos para Uluwatu, aun así en Jimbaran deberás hacer 2 paradas obligatorias.

Balangan Beach

Por su cercanía, podría situarla junto a las playas anteriores. Balangan Beach se encuentra súper cerca de Dreamland Beach y es mi playa favorita de todo Bali! Allí encontrarás varios warungs, hamacas baratitas y tanto la arena como el agua están muy bien! Al atardecer y al amanecer podrás hacer yoga o pasar el día practicando slacklike en uno de sus chiringos. También hay escuelas de surf y es el sitio perfecto para ver el atardecer!

Si buscas la fotito del día, esta playa es un desfile de novias y novios rellenando su book de boda; y es que en Balangan se encuentran 2 acantilados y unas cuantas rocas muy fotografiables!

Jimbaran Fish Night Market

Jimbaran Beach: Extensa playa muy bien cuidada donde por la noche realizan el Jimbaran fish night market. Guarda un día para ir a alguno de sus restaurantes y donde tomar una mariscada acompañado de algún fresco pescado a la bbq, delicioso y muy bien de precio. Aparte el escenario, decorado con miles de velitas y el sonido del mar de fondo es de Oscar.

Mi favorito: Lia Cafe donde te ofrecen un combo para 2 personas que incluye gambas, calamar, almejas, 1 kilo de pescado, sopa, arroz, verdura, 2 cocos, bebida y postre. ¿Precio total? 300.000 Rupias (20€).

Nusa Dua

Nusa Dua: Se encuentra en el este de la península de Bukit. Si buscas un macro resort de pulsera estilo Riviera Maya, donde no salir de él en todas tus vacaciones, en esta zona podrás encontrar los mayores de toda la isla.

Nusa Dua Beach, una hermosa playa de curiosa arena en forma de bolitas y agua cristalina. Pero cuidado, en algunas partes de ésta tu acceso no estará permitido, a no ser que te alojes en el resort que le pertenece.

Otro lugar que me pareció interesante es el Waterblow Park. Éste se encuentra al final de Nusa Dua Beach, ya que estás allí, ve a visitar estas curiosas formaciones de roca.

Bueno yo creo que ya sabéis bastante de la zona y yo ya tengo callos en los dedos de tanto teclear, paso turno y os dejo con este trocito de Bali tan especial para mí! Cuidado, es altamente adictivo!

XXX

Luis Félix Loaz

Esto continua! Vente a Canggu Avenue conmigo.

 

Join the discussion 2 Comments

Leave a Reply

Categories

contact@dailyloaz.com