Daily

Ko Phangan, Ko Phanland

By February 24, 2017 2 Comments

Venga va, llevo 10 días en Tailandia y todavía no he conseguido ese moreno del marrueco francés que me caracteriza. La selva, los pueblecitos, los templos y todo el norte, genial; pero quiero ver ya palmeras, arena blanca y cambiar el tuk tuk por lanchas como trasporte! Hasta luegui, me voy para las islas. Primer destino: Ko Phangan!

El viaje es duro. Si no tienes tiempo suficiente, recomiendo pillar tickets de avión Chiang Mai-Surat Thani. Nosotros teníamos que esperar a mi amigo Yavier, el cual conocí en California unos meses atrás. Él se unía a nuestra aventura junto a Minerva y Alex (Los Samuelines). Fuimos a Bangkok en bus, allí nos encontramos con ellos y subimos a otro bus hasta Surat Thani. Dos días de autobuses y esperas hasta que, finalmente, el landscape empezó a ser más verde y, por fin, kilómetros de palmeras y aguas cristalinas. Subimos al Ferry y desembarcamos en Ko Phangan.

Anécdota: El viaje es un coñazo horrible, como ya dije. Los autobuses en Tailandia parece que vienen con el rebufo interno de una ruta por la Rusia profunda (aire acondicionado a -30º), no se duerme. Paloma y yo llegamos a Bangkok a las 6:00 de la mañana, nada más bajarnos pensamos ¿Qué cojones hacemos en esta ciudad hasta las 20:00? Sin pensarlo, nos sentamos en el suelo de la estación de autobuses para hacer tiempo. Bueno, pues tiempo hicimos ya que nos quedamos literalmente secos y nos despertamos 6 horas más tarde con la baba en el mármol de tan catastrófica estación. Por lo visto, fuimos la envidia del lugar ya que cuando amanecimos, alrededor nuestra se encontraban numerosos usuarios que decidieron unirse a nuestro particular 15M. Problemas de sueño, nosotros desde luego, no tenemos.

Ko Phangan

Ko Phangan es como Gandía. Lamento comunicaros que no voy a entrar mucho en detalle respecto a súper consejos de playas, ni de trekings por la isla, ni de 10 cosas que debas hacer, NO! Ya lo he dicho, Ko Phangan implica fiesta y a mí no hace falta convencerme para liarme, así que mi rutina fue salir, beber, tirarme en la playa y de nuevo lo mismo, como si del día de la marmota se tratase.

Era luna llena. Mi apreciada luna llena y, si por algo la isla se conoce, es por su internacional FULL MOON PARTY. Así que el primer día puse mis piedras a cargar y el resto te lo cuento en FULL MOON PARTY KO PHANGAN.

Dato: ¿Puse mis piedras a cargar? Sí, soy muy friki de la energía y todo lo espiritual. Si me encuentras por la calle, puedes preguntarme por las 5 piedras que llevaré en los bolsillos y las 2 que tengo colgadas. Ellas siempre vienen conmigo y en luna llena las recargo. Ya os hablaré sobre ellas más adelante.

Nos alojamos en Palida Resort, allí nuestro anfitrión Pawin (Palawin para nosotros) tenía una terraza repleta de cojines y pufs con vistas a un lago que parecía haber sido construida para nuestros continuos estados de post fiesta. Allí a golpes de Pad Thai pasábamos lo que nos quedaba de día, comentando las jugadas de las divertidas noches anteriores.

Resacas sufrimos unas cuantas pero tranquila mamá, no te asustes que también aprovechamos algún día! Como en todos lados en Thai el transporte es muy importante, así que alquila tu decimoctava moto y piérdete en la isla buscando tan esperada playa paradisiaca!

Ko Phangan, reconocimiento básico y playas de la isla

Dato: Ko Phangan es una isla muy, muy, pero que muy turística. No es por desilusionarte, pero las bonitas playas paradisiacas con extensas orillas de arena blanca, palmeras naturales y aguas cristalinas, existen; pero con resorts y restaurantes entre dichas palmeras y que, además, no te dejan poner la toalla entre su entrada y el agua. No busques más, si como nosotros te has recorrido ya 3 playas y aún no has dado con tu “playa mental”, lo siento pero quédate en la última que visitaste, porque lo que buscas, lamentablemente, no existe.

Ko Phangan se divide en cuatro áreas: sureste, suroeste, noreste y noroeste. Nosotros nos alojamos en el intermedio e la parte sur. Esta zona es la ideal si lo que buscas es un poco de todo, fiestas al este y un ambiente céntrico al oeste.

Sureste: Gordie Shore, la zona de Haad Rin es conocida por su mundana noche. Si Google Earth la fotografiara de noche, estoy seguro que se podría ver una enorme mancha color flúor. “WHAT HAPPENS IN KO PHANGAN, STAYS IN PHANGAN” That´s it. Allí se realiza la Full Moon Party. Si quieres despertarte al día siguiente sin saber dónde aparcaste la moto, este es tu sitio.

Playas: Aunque parezca mentira, las playas de esta zona no están nada mal. Por el día la gente duerme en esta área y lo masificado se encuentra de orilla para dentro. Investiga las playas de la zona este y date un paseo de este a oeste. Personalmente, me sorprendió Island Boys Beach y Haad Rin Nok (la cual es perfecta para ver el amanecer).

Suroeste: El Suroeste es la zona céntrica de la ciudad. Allí encontrarás el puerto/muelle, diferentes comercios y Thong Sala Night Market, situado en la Main Street donde podrás tomar las especialidades de la ciudad.

Playas: Pasado el muelle, dirección norte, encontrarás calas rocosas pero con poca playa. Recomiendo, sin duda, pasearlo en moto dirección Amsterdam Bar, el sitio por excelencia para tumbarte y echar el atardecer para ver la puesta de sol. Música reggae y electrónica en la parte de abajo y, si te apetece fumar verde, acércate a la barra y pide uno.

Noroeste: Mi zona preferida! Si tienes pareja o hiciste el match del mes en Tinder, no lo dudes y vete de cena pastelosa por esa zona: chiringuitos a pie de playa, tarimas flotantes entre manglares y un ambiente así como mágico. House People, restaurante fusión Occidental – Tai/Indonesa, recomiendo en Lombok Curry.

Dato: Me encanta la comida tailandesa pero cuando desayunas, comes y cenas arroz con noodles empiezas a cogerle cierta tirria; date un caprichito occidental de vez en cuando y resetea.

Playas: Estuve en Haad Salad y Coral Beach. Si preguntas a locales te dirán que son de las mejores playas, ni caso. Las playas de esta zona son bonitas pero poco accesibles y las que hay están monopolizadas al cien por cien por resorts y hordas de gente.

Noreste: En el noreste no hay nada, es decir, civilización poca. Pequeños pueblecitos de una calle y algún 7 Eleven fundido entre palmeras. Si bien piensas que las playas serán iguales, de nuevo te equivocas. Cuando bajes, tu querido amigo resort te estará esperando con su hormigón a pie de playa.

Advertencia: Fuimos a Thong Nai Pan Yai Beach. Nada más pisarla, nos fuimos en busca de nuestra cala imaginaria ideal. Vimos un camino de tierra y nos aventuramos con las motos. 30 minutos de sendero de tierras y baches… Cuando pensábamos que nuestro paraíso se acercaba, sorpresa! Pendiente de 80º, aventurero yo “palante” con la moto. Paloma (que iba de paquete) gritaba que tenía miedo, yo le gritaba que no fuese “Pepito Grillo”. Las ruedas derrapando y yo con dolor de manos de tanto frenar. La situación se me había ido de las manos hacía 1 km, pero sonrisa para tranquilizar a la dulce Paloma que, a grito de matanza de cochinillo, estaba a punto del llanto más agudo. Todo pasó, llegamos. Sacudida de sudor de frente y ¿adivinad a quién nos encontramos? Muy obvio, nuestro querido resort! Espero que las Coca-colas las fabriquen allí o las lleven en helicóptero…

¿La vuelta de la playa? …

Resumen: Por muy turístico que parezca, lo mejor, las playas del Sur. Puesta de sol en Amsterdam Bar ¿Cena? En el mercadillo del puerto o en House People y sal, sal mucho de noche.

Tuvimos mala suerte y el tiempo no nos acompañó en la mitad de los días que estuvimos en la isla. Este motivo y lo que mencioné anteriormente (RESORTS), formaron la excusa perfecta pare empinar el codo y dejarnos ver por la entretenida escena nocturna de la isla.

Salir de fiesta en Ko Phangan

Esta vez escapamos de lo comercial y vimos un flyer de fiesta hecho para nosotros. Berlín nos saludaba de la mano de Marcus Meinhardt en LightHouse Bungalows Club. Paloma y Álex, tras traumática experiencia en las acantiladas cuestas, decidieron velar por su vida y quedarse en casa. Yavi, Samuelina y yo agarramos bucket de vodka y a bailar. El sitio increíble, chiringuito al más puro estilo Ibiza en mitad de Haad Rin donde el techno retumbaba entre hogueras, olas y rocas y nuestras miradas cómplices indicaban sin error lo bonita que iba a ser la noche. Yo me retiré pronto, pero aquí mis amigos como buenos norteños, no aparecieron hasta la noche del día siguiente.

Mi más sincero respeto a la sesión de Marcus Meinhardt!

Dulce estrepitoso Ko Phangan, acabaste conmigo. A pesar de tus exóticos resorts de aguas cristalinas y tu color flúor, he de decir que te he vivido con la misma intensidad y emoción con la que un niño experimenta su primer parque de atracciones.

BYE BYE KO PHANLAND RESORT (ENTRADA PROHIBIDA PARA MENORES DE 18 AÑOS).

Next Stop Koh Tao.

Si por algo es conocido mundialmente Ko Phangan es por su internacional Full Moon Party, pasen y vean!

Full moon party Ko Phangan

XXX

Luis Félix Loaz

Join the discussion 2 Comments

Leave a Reply

Categories

contact@dailyloaz.com