Daily

Koh Phi Phi Island

By March 17, 2017 3 Comments

7:30 de la mañana, suena el despertador y hoy no se puede posponer. Como entes vagantes a punto de desfallecer de sueño, nos arrastramos por las calles de Railay Bay hasta subir al barco que pondría nombre a nuestro último destino en Tailandia, Phi Phi Island.

Dato: La intro me ha quedado muy bonita y he omitido pequeños detalles como que el barco, que zarpaba a las 8:30, al final zarpó a las 10:00; no os creáis que éste vino a la playa a recogernos… no; tuvimos que subir a un taxi boat con las maletas colgando. Este peculiar (a la vez que arcaico) medio de transporte nos llevó a alta mar y  allí nos encontramos con el Princess Angamar. Al ver éste, nuestro querido capitán nos confirmó que ese sería el barco que nos llevaría a nuestro destino y que, evidentemente, maletas a espalda deberíamos saltar de la lancha hacia éste. Muy estable todo. Aún no sé cómo la señora de casi 150 años que viajaba en nuestro “taxi” superó el Grand Prix y no fue devorada por tiburones en el intento.

Phi Phi Islands es, sin duda, el destino más turístico de Tailandia, es su famosa joyita. Donde un joven Leonardo Dicaprio pasó unos meses y casi pierde la cabeza en la conocida película “La Playa”. Allí se encuentra Maya Beach, una pequeña playa de no más de 400m por donde pasan más de 1 millón de personas al año.

Las islas Phi Phi están compuestas por 4 islotes, Koh Phi Phi Don es la más extensa de éstas y es donde se concentra el núcleo urbano; en las demás no podrás alojarte y para visitarlas tendrás que contar con la ayuda de alguna excursión.

Dato: Phi Phi Island también es conocida por el terrible Tsunami que sufrió el 26 de Diciembre de 2004 ¿Os acordáis de la película de Bayona “Lo Imposible”?, esta catástrofe destrozó y arrasó la isla por completo. Esto se utilizó para posteriormente vender sus terrenos a precios de risa a grandes cadenas hoteleras y formar así lo que la isla es hoy: una fiesta de fin de curso 24h. Creo que dentro de Amnesia Ibiza podrías conciliar el sueño mejor que en cualquier habitación de esta isla ya que la isla retumba sin cesar.

He de decir que a pesar de todo ello, el “scenary” de estas islas, es increíble.

Llegamos al medio día y todos juntos nos alojamos en The Rock Backpaker. Éramos 7, por lo que nuestra habitación parecía un campamento militar, divertidísimo. Además conocimos a Stefan, un chico inglés el cual estaría viajando por Asia 2 años y que se unió a nuestro team en estos días. Rápido nos lanzamos a la calle y buscamos nuestra primera playa.

Dato: Como pasó en Koh Tao, en las Phi Phi buscamos alojamiento directamente al llegar. En internet es difícil encontrar algo a un precio razonable. Ko Phi Phi Don es muy pequeño, en el centro de ésta es donde encontrarás todo: restaurantes, discotecas, mercadillos y alojamientos.

Inocentes nosotros miramos en internet y decidimos ir a Rantee Beach, una de las playas recomendadas. Lo que no sabíamos es que el paseo de media hora se dividía en 2 partes. La primera parte, implicaba subir unas escaleras hechas para alpinistas y, una vez en la cima, podrás disfrutar de las vistas del view point 2. La segunda parte, consistía en bajar todo lo subido por una jungla de difíciles senderos. Yo me sentí el último superviviente y el camino me pareció divertidisisismo, otros miembros del grupo llegaron con rozadoras hasta en los tobillos, con 4 kilos menos y con cientos de picaduras de mosquitos… a la vuelta estos miembros sin dudarlo decidieron coger un “taxi boat” por 300 bath cada uno, carísimo! Yavi, Martín y mi lado salvaje nos adentramos de nuevo en la jungla y aprovechamos para ver la puesta de sol desde el view point. La playa a la que fuimos no era nada de otro mundo, pero la aventurita para mí, mereció mucho la pena.

Cayó la noche y aún no habíamos celebrado nuestro reencuentro, en lo que tarda en llegar un metro en Londres ya estábamos en la calle con bucket en mano. Los buckets nos lo pedíamos en una señora muy maja que escuchaba Don Omar la cual decidimos que se llamaría Mari Carmen. Ella encantada con su nuevo nombre, nos servía los buckets con mucho salero.

Salir de fiesta en Phi Phi Island

La isla ya es una fiesta en sí pero si quieres más información, te cuento. En las callejuelas del centro podrás encontrar muchos pubs, sitios donde beber buckets o jugar al beer pong y calentar motores; también hay discotecas, pero donde realmente debes ir es a Loh Dalum Beach. En esta playa encontrarás diferentes locales con espectáculos de fuego, miles de teenagers borrachos, nuestro amigo EDM y su novia Rihanna Shakira Perez Beyoncé. Si buscas algo distinto, no te molestes, porque en esta playa no hay.

Los beach clubs más conocidos son: Slinky Bar y Stones Bar.

Cada 2 días organizan en el Ibiza House Phi Phi, una pool party muy famosa por los recién salidos de la fiesta de fin de curso. Más de lo de arriba pero en remojo y por el día.

Dentro de la ciudad hay un sitio que tiene muchísimo encanto y al que merece la pena ir, se llama Banana Bar: una terraza con buenas vistas donde la música, el alcohol y la compañía es, sin duda, mucho más agradable. Visita obligada.

Si te gusta la electrónica, nosotros encontramos el sitio ideal, lo bautizamos Phi Phi Métrica y asistimos varias noches. Las pobres camareras temblaban al ver nuestro divertido equipito al entrar. Creo que debería hacer una sección no apta para todos los públicos donde contar algunos detallitos con los que comprender a nuestras dulces camareras. Del nombre del sitio no me acuerdo, pero estaba a mitad de la calle que va hacia Slinky Bar.

La fiesta acaba a las 2 de la mañana y si quieres after te aguantas porque no hay. Nosotros decidimos montar el nuestro propio en la puerta del 7 Eleven en el cual podrás comprar cerveza y está abierto 24h. Llévate un speaker si tienes.

Anécdota: He meditado mucho al respecto, probablemente se me esté yendo la pinza relatando tal catastrófico suceso el cual recordaré durante años y años. Mis amigos y mi compañera Paloma no se apiadan de mí y exigen que tal sea relatado así que aquí va la historia de lo que le pasó a “al novio de la prima, del amigo de un amigo”.

Media noche en Phi Phi. Tras unos cuantos buckets de sospechoso vodka con red bull y después de casi un mes comiendo en la calle todo tipo de especias, picante y pad thais de curioso aspecto, su alarma intestinal sonó como si de una alerta de tsunami se tratase. Rápidamente, éste preguntó a Paloma acaloradamente “Paloma, mi vida, cariño ¿hay papel en el baño? Su respuesta: “Por supuesto, yo acabo de ir.” Corriendo se dirigió hacia el baño e hizo lo que tenía que hacer. No llevaba ni medio minuto en el baño y la gente ya aporreaba insistentemente la puerta. En este momento se acordó MUCHO de Paloma ya que papel, no había. Sudores fríos, pero que no cunda el pánico, estamos en Tailandia y aquí todos los WC tienen ese grifillo que tantísimo asco da… El pánico cundió cuando tras unos cuantos aporreos más y grifillo en mano, apretó y no cayó ni una gota (el plástico de éste estaba ya hasta seco). Mierda, la he cagado, pensó el novio de la prima del amigo de mi amigo. La historia no acaba aquí. Echando mano de sus calzoncillos y con el corazón encogido, de repente, el mango de una ducha cayó del cielo (aquí se estilan mucho los lavabos/ducha/Wc). Rápidamente y gritando sorry al otro lado de la puerta dio tres saltitos, cogió el mango de la ducha y lo accionó. ¿Conocéis las mangueras de agua a presión de los antidisturbios? Pues eso era igual, o peor. ¿Conocéis el gotelé? ¿Esa antigua técnica de enfoscado? Pues con la presión de tal artilugio enfoscó todo el baño de un tono un tanto amarronado. Él no se podía creer lo que había sucedido así que cogió el bucket (que estaba apoyado en la tapa de su WC preferido) y al abrir la puerta, sin mirar la kilométrica cola que había formado, corrió; corrió mucho. No sabía que tenía una faceta tan vengativa pero cuando vio a Paloma le sonrió, le ofreció su bucket y, al rato, le preguntó “¿te gusta el bucket? TIENE CACA”.

Al día siguiente nos despertamos con forma de escombro arrasado por tsunami y aprovechamos para no hacer absolutamente nada y dedicarnos a lo que mejor se me da de resaca: tumbarnos y comer. Aprovecho esto para hablaros de la gastronomía de la isla.

Dato: Si has estado por aquí o vas a venir en un futuro, podrás darte cuenta de lo amabilíiiisimos y simpáticos que son los tailandeses; evidentemente, es una broma. En general y hablando por mi propia experiencia son bordes, poco serviciales, la atención al cliente, directamente, se la suda. Odio la frase “el cliente siempre tiene la razón” ya que el cliente no siempre la tiene; pero aquí pueden ponerte 100g de pelillos de asiática en el plato, que la culpa la tienes tú. Si en general esa es mi opinión respecto a ellos, en Phi Phi Island ya parecen haber sido entrenados por la mismísima Cruella de Vil. No sé qué ejemplos poner porque de verdad, que lo raro, es que alguien en esta isla no sólo sea simpático (que cada uno es como es), lo raro es que sean agradables.

Un caballero de escasa dentadura me retó de malas maneras y entre gritos a una pelea de Muay Thai por preguntarle el precio de una excursión y decirle, educadamente, que no me interesaba (tras notar perfectamente que me quería timar); así se las gastan.

Restaurantes en Phi Phi

Por este motivo, veto la mayor parte de los restaurantes de la isla en especial a Cosmic Restaurant , donde la comida estaba buena, los precios también, pero a sus camareros lo único que les faltaba era escupirte en un ojo.

Recomiendo el Local Food market, en especial, la señora con manteles de fanta y coca-cola que hay al fondo a la izquierda de éste. Ellas no saben ni decir “hello” en inglés, pero harán todo lo posible para entenderte. Así sí!

Si como yo, ya no te cabe ni un solo plato más de comida tailandesa ve a Calamaro Resto, donde los camareros son muy majos, el wifi va a la velocidad del rayo (raro es) y el precio es perfecto; nuestro sitio favorito, donde cenábamos, comíamos y desayunábamos.

Esto no acaba aquí, si estas en las Phi Phi, debes ir a Maya Bay, el increible escenario de la pelicula “La Playa”!, Visita: Excursión a Maya Bay

XXX

Luis Félix Loaz

Excursión a Maya Bay

Join the discussion 3 Comments

Leave a Reply

Categories

contact@dailyloaz.com