Paradise

Railay, paraíso Avatar

By March 14, 2017 No Comments

Y, de repente, una mañana la burbuja en la que vivíamos en Koh Tao explotó. De tres días programados, pasamos a una semana. Nosotros estábamos muy tranquilos, pero el que estaba temblando de nervios era nuestro visado. Nos quedaban sólo 6 días para tener que marchar del país y aún nos quedaba mucha ruta por delante. Así que dejamos nuestras vacaciones en la playa para cruzar al mar de Andaman y empezar nuestro particular “Pekin Express” por Krabi. Próximo destino Railay y la coronita de Tailandia, las cinematográficas Phi Phi Island. “La carrera empieza: YA!”

Paloma y yo cogimos un barco nocturno para ir desde Ko Tao hasta Krabi. Parece que a algún ente superior le dio envidia nuestros fantásticos días en la isla y nos embarcó en un “viaje al infierno” como condena. Como aperitivo, Barco/cama de 7 horas donde “cienes y cienes” de niños saltaban de cama en cama al mismo tiempo que el barco zarpaba a ritmo de “la tormenta perfecta”; de segundo plato había 3 horas de espera en Surat Thani y de postre otras 3 horas en un microbús de 10 plazas en el que entramos 14 más maletas. Por si fuese poco, al llegar a Krabi nos informaron que para ir a Railay Beach aún nos quedaba otro Mcnífico microbús y un taxi boat. El mosqueo, las ojeras y el dolor de espalda (mi maleta ya puede considerarse del tamaño de una nevera) se quitaron cuando en la lancha empezaron a aparecer los enormes montículos de verdes piedras nacidos de forma inexplicable del mar y te trasladaban directamente al universo “Avatar”, habíamos llegado a Railay.

Dato: Para moverte fuera de las islas encontrarás muchas agencias que te venden el pack completo hacia donde quieras. Como si quieres ir de Ko Tao a Kuala Lumpur. Es fácil moverse pero agárrate que vendrán curvas.

Railay es una pequeña bahía situada en la provincia de Krabi. Se encuentra cerca de Ao Nang y, para llegar allí, deberás ir en taxi boat desde el muelle de ésta. El precio del taxi boat es de 100 bath. Railay es como una península en la que se encuentran 3 playas: Railay West, Railay East y Phra Nang Bay. Entre estas 3 áreas encontrarás los famosos montículos donde podrás practicar escalada, numerosos comercios, restaurantes y alojamientos. Todo esto con un toque “pijipi”. Aquí se rodó parte de la película “Avatar” y, en cierta medida, el ambiente me recordó un poco al de Pai (Un lugar llamado Pai).

Phra Nang Bay

Desde mi punto de vista el sitio de referencia en Railay. Preciosa playa rodeada de las kilométricas formas de piedra, una de ellas se encuentra justo en frente y podrás cruzar a visitarla. Al medio día aparecerán los food boats, así que podrás merendar mientras ves su fantástica puesta de sol.

En esta zona el miembro viril tiene nombres mil y se considera sagrado. Los grandes “peñuscos” tienen cierto parecido a este, es por eso que miles de personas llevan sus plegarias al curioso templo de esta playa y depositan su “Dildo XXL” como ofrenda.

No estoy de coña, pasen y vean.

En esta zona encontrarás un peñusco el cual podrás escalar. La recompensa, un lago llamado Lago Esmeralda en la cima de ésta. Visita obligada.

Railay East

Esta zona no es la más indicada para bañarse. Cuando baja la marea se convierte en un terreno pantanoso, pero no menos sorprendente, ya que es allí donde podrás ver los famosos manglares. Además encontrarás increíbles bares, restaurantes y, por supuesto, monos que intentarán robarte tu paquete de Marlboro Light o cualquier cosa brillante que lleves encima.

Railay Bay era también un lugar muy especial para mí ya que era allí donde nos esperaban mis amigas de Málaga Carmen Matamoros, Ichi y Cristi; nuestra carnecita fresca, que se unían a nuestra recta final del viaje. Ellas son energía pura y risas aseguradas así que solté la maleta en Rapala Resort (el cual sin duda recomiendo) y fui en su búsqueda. Destino Phra Nang Bay y salteando monos y rocas, de repente vislumbré 3 especímenes de color blanco rojizo que representaban Andalucía en su forma de expresión; sin dudarlo, eran ellas. Tarde de cotilleos y risas a la cual se unieron unos resacosos Yavier (que también andaba por la zona) y Martín. Debido a lo turístico de las Phi Phi Island, Paloma y yo no pensábamos ir, pero venga va, tal equipazo marchaba al día siguiente y yo ya tenia ganitas de “jarana”. Al finalizar la tarde, sin dudarlo, compramos tickets para ir a Phi Phi al día siguiente.

Dato: Paloma, traspuesta por el viaje decidió invernar todo el día. Ella no quería ir a Phi Phi bajo ningún concepto, yo ya había comprado los billetes y tan sólo quedaba convencerla. Tras vaticinar aquellos días con nuestro nuevo equipo, no tardó ni un segundo en decir que si. Yo tardé menos en enseñarle los billetes! Hurraa!

Para celebrarlo, cenamos y nos tomamos unas antes de dormir en un “Rasta Bar” llamado Why Not Bar; reggae, y mucho afro en frente de manglares. Como dije antes, Railay me recordó un poco a Pai; aquí encontrarás mucho hippie y muchos rasta bars. Es una pequeña bahía accesible sólo en barco, por lo que es un poco “territorio comanche”. En casi todos los rasta bars podrás fumar hierba.

Aclaración: Ya he mencionado varias veces este tema así que me gustaría aclarar que, aunque me parezca perfecto, yo no fumo. Siempre digo que la hierba me convierte en un ser demasiado inteligente, el cual analiza todo al milímetro; no me gusta analizar profundamente el proceso de embotellado del agua, ni perderme en una película nada más empezar por profundizar en la tipografía de los créditos. Este proceso se repite en forma de bucle durante horas, así que yo paso. Carpe diem, que disfruten de ello otros.

Y por supuesto

Con esto y un bizcocho hasta mañana a las 8:30, destino Phi Phi.

Dato: Ao Nang también tiene su encanto. Es un lugar más turístico y con mucha fiesta. Si buscas eso y alguna playa guay adelante; pero sin duda alguna Railay le da mil vueltas.

Xxx

Luis Félix Loaz

Quieres venirte a mi siguiente parada, vente conmigo a Phi Phi Islands!

Koh Phi Phi Island

Leave a Reply

Categories

contact@dailyloaz.com