Daily

Vete de Piscinas en Bangkok

By February 7, 2017 2 Comments

Madre mía, este día fue movidito.

Vete de Piscinas en Bangkok

Viva nosotros, hoy nos despertamos a una hora medio prudente, 11 de la mañana: suena la alarma, haz la maleta que esta noche regalito de cambio de hostal. Cuando llevas en Bangkok 2 días y estás empezando a cansarte de ver a nórdicas más morenas que tú en agosto, te dan igual los templos, los mercadillos y todo. No lo pienses, juega a buscar una piscina.

El juego de la piscina:

El juego de la piscina es un juego muy divertido. Encontrarás piscinas en todos lados pero, ya que estamos, tira a las alturas y busca una en condiciones; una con vistas. La mayoría de los hoteles y rascacielos de la ciudad cuentan con una, así que selecciona una lista y ve presentándote en ellas. Algunas de ellas son, exclusivamente, para clientes. Otras te cobrarán alrededor de unos 1000 bath (25€ aprox.) así que como queremos pasar por clientes y evitar pagar aquí te explico en que consiste el juego.

Instrucciones:

  1. Haz una lista de piscinas, la mía fue: Grande Centre Point Bangkok, The Continent Hotel Bangkok , So Sofitel Bangkok y Sivatel Bangkok .
  2. Gafas en cara y ponte bien moni (nada de camisetas fluor de I LOVE BKK). Lleva tu bañador, toalla, etc. en una mochila.
  3. Entras en el hotel dirección ascensor y, si alguien te pregunta, con decisión dices la frase mágica: Hello, i´m going to the pool bar (que vas al bar de la piscina).

En algún sitio te dirán que sólo para clientes, que debes pagar entrada… o te pondrán una sonrisa y te harán una reverencia indicándote que adelante. ¡Es entonces cuando has ganado!

En nuestro caso, intentamos primero en Grand Centre Point donde no permitían la entrada a no clientes, pero en nuestra segunda opción no hubo ningún problema. Disfrutamos de la piscina y el sol con unas vistas increíbles.

Ojo: Una vez estés con los pies en remojo no seas tacaño y, por lo menos, pídete un agüita con gas.

De compras en Bangkok

Con los hombros quemados, dimos las gracias por todo en la piscina o como se dice aquí, Khop Khun Ká y nos fuimos de compras. Si vienes al sudeste en el invierno occidental, seguramente, te resultará un poco difícil comprar en casa bañadores, camisetas de tirantes, etc. Vete de compras en Bangkok ya que muchas cosas que compras en tu país son made in Thailand.

Quedamos con nuestro amigo James que nos llevó a Terminal 21 (el típico centro comercial que encuentras a las afueras de tu ciudad). Este bonito y moderno centro cuenta con H&M, Zara, Mango, cadenas de restaurantes y todo lo que ya conoces. Si buscas comprar ropa y accesorios de verano, vete de ahí porque el precioso abrigo de pelo de leopardo de Zara España también estará allí, no importa que en BKK estén cayendo 30 grados más. En resumen, no hay ropa de verano en las cadenas de moda occidental!

Gran centro comercial MBK

Olvídate de occidente y tírale al famoso MBK! Aquí, podrás encontrar todo lo que necesites. Es un inmenso centro comercial utilizado tanto por turistas, como por locales. En sus 6 plantas puedes encontrar, entre otras cosas: zapatillas de todo tipo, camisetas de verano/invierno, artículos de Muay Thai, Go Pros… todo lo que puedas imaginar de electrónica y, encima, en dos versiones: versión original vs falsificación.

Dato: MBK es el único centro comercial de BKK donde regatear está permitido. Antes de comprar algo echa un vistazo en las tiendas de alrededor ya que lo que te digan de precio, en otra estará a la mitad y, es a ese precio, al que tienes que regatear! En mi caso, me encapriché de unos pantalones de Muay Thai que en la primera tienda me pedían 700 bath. En otra estaban los mismos por 500 (400 regateados) y, justo en el puesto de al lado, me los llevé por 200 (unos 5€)!

Ojo: Cuidado con las falsificaciones. En la planta 2ª podrás encontrar todo tipo de zapatillas, calzoncillos Calvin Klein, mochilas Supreme y Fjallraven Kanken; incluso sudaderas Balmain. La calidad de estos artículos deja un poco que desear pero pueden dar el pego. Donde sí que debes tener cuidado es en la planta tercera: la planta de electrónica. Ten cuidado porque te intentarán vender un altavoz Bosé por original siendo este más falso que una moneda de cuero.

Me compré los pantaloncillos, una funda submarina para mi iPhone (veremos a ver cómo me sale la jugada) y unas cuantas chorradas más!

Al terminar las compras, fuimos a por nuestra mochila y ahora tocaba ir a la otra punta de la ciudad a buscar nuestro nuevo hostel. No sé cómo cojones lo hago pero, a medida que pasan los días, mi maleta crece de tamaño; parece que la riego. Cargando con nuestras mochilas tamaño nevera, Paloma decidió embarcarsen la gran aventura de recorrer toda la ciudad en el autobús milenario. En éste no cabía un alma. Mi hombro empezó a humedecerse gracias a la sobaquera sudorosa que el usuario de mi lado había decidido posar en mí, pero esto no se queda aquí… El autobús milenario se estrelló! La gente estaba como si no hubiera pasado nada. Nosotros salimos tan tranquilos de él y decidimos andar lo poquito que nos quedaba hacia el hostal. Después del tremendo suceso y, tras caminar casi 1 hora, llegamos al hostal. Debido al precio de este (unos 100 bath) yo no daba un duro por él, he de decir que me tragué las palabras ya que nada más entrar, me encantó.

The OVERSTAY era oscuro, parecía una casa okupa o el hostel donde nuestro querido Leo Dicaprio recibió el preciado mapa en la película “La Playa”: un ambiente europeo, súper hippie, muy familiar y lleno de mensajes. The Overstay tiene un bar donde nada más llegar te recibirán dulcemente. Podrás conocer a personas como “Flow”(un chico de Disneyland) o demás curiosos personajes que afirman eliminar fronteras y pertenecer al mundo. Entre perros y gatos podrás seguir mis pasos y tomarte un vodka con sirope natural de limón (nada de marcas multinacionales) y escuchar cigarro en mano a Tame Impala, Chet Faker o un poquito de Paul Kalkbrenner.

Consejo: Recomiendo salir de lo cotidiano y perderte un par de días en el submundo de The Overstay, charlar y aprender con cada uno de los integrantes e, incluso, sacar tu creatividad y echar la tarde en el taller de arte que encontrarás en la 4ª planta.

DÍA 4

Era nuestro último día en la ciudad, a la noche partíamos a Chiang Mai así que decidimos aprovechar la mañana y la tarde para hacer un poco de turismo y visitar el Grand Palace y el Buda de Oro.

Desayunamos en un mercado de comida donde éramos los únicos turistas: precios muy baratos y deliciosa comida tradicional Thai. El sitio se llama Pata Market y está justo detrás del hostal.

The Grand Palace Bangkok

Tras desayunar, nos dirigimos hacia el Palacio Real de Bangkok: muy bonito pero hordas de gente, colas infinitas y código de vestimenta. Recomiendo ir a primera hora, nosotros fuimos a medio día y fue un auténtico desastre.

Dato: Para entrar en la mayoría de los templos del país deberás respetar el código de vestimenta:

  • Chicas: tapadas completamente, nada de tobillos, escotes u hombros fuera.
  • Chicos: En principio, ningún problema pero puede que en algunos templos o palacios te exijan cubrir tus hombros y tobillos. Por este motivo, aconsejo tener siempre en la mochila algún útil pareo.

Ya lo advertí, soy un poco desastre y escogí la peor hora para ver el palacio. No teníamos mucho tiempo para esperar tan largas colas, así que decidimos marcharnos sin entrar en el palacio y ver el valioso Buda de Esmeralda.

Buda de Oro, Wat Traimit Temple

Una vez termines en el Palacio Real o Grand Palace, dirígete hacia el rio y súbete en el barco dirección Rachawong. Aprovecha el camino hacia el buda de oro para darte un paseo en barco por el río Chao Phraya (aunque éste huela a muertos y el agua sea más negra que un emo).

Ojo: Si te gusta el Street Art, a mitad de trayecto podrás ver un ROA de dos elefantes en el lado izquierdo!

El buda de oro es la estatua de oro macizo más importante del mundo y se encuentra en el interior del templo Wat Traimit. Podrás ir a cualquier hora, ya que no es tan visitado como el Grand Palace. Ahora sí, si quieres tu fotito para insta tú solito enfrente de él, ya puedes ponerte la alarma pronto.

Dato: El buda de Oro se encuentra en Chinatown, así que si tienes tiempo pásate por el mercadillo de la calle Yaowarat Rd tras verlo!

Bueno, ya hemos tenido nuestro ratito de turismo, son las 16:00 de la tarde y hace más calor que en la feria de Málaga. Nuestro bus para Chiang Mai salía a las 8:30 así que llamamos a nuestro amigo James y nos plantamos hasta entonces en la caliente piscina de su agencia!

Vente conmigo a: Chiang Mai: Paseando por la Rosa del Norte

Join the discussion 2 Comments

Leave a Reply

Categories

contact@dailyloaz.com